Cómo contratar un cerrajero profesional

Si en alguna ocasión se te ha cerrado la puerta del coche o de casa y no has tenido la llave a mano para poder abrir, lo más probable es que hayas tenido que recurrir a llamar a un cerrajero. Pero antes de contratar a un experto es muy importante que tengas unos cuantos factores en cuenta como la experiencia y la formación del mismo y las tarifas que te van a cobrar por realizarte el trabajo. Aunque en las guías telefónicas aparecen muchos cerrajeros, no todos van a vivir en tu ciudad por lo que debes tenerlo en cuenta antes de pasarte horas esperándolo en la calle.

Consejos para elegir a un cerrajero

Debes considerar la posibilidad de buscar información sobre cerrajeros antes de que lo vayas a necesitar e incluirlo en tu listín telefónico, así estarás preparado ante cualquier problema. El problema es que normalmente no lo hacemos y solamente nos acordamos ante una situación de emergencia real, por lo que la broma nos puede terminar saliendo muy cara. Por eso ten en cuenta algunos consejos que te vamos a dar.

1. En el caso de que se te hayan olvidado las llaves del coche dentro y tengas un servicio de asistencja en la carretera, llámalo. Este servicio a veces viene incluido en la póliza de seguro o en la compra del coche, aunque también puedes contratarlo por separado, así todo te va a resultar mucho más sencillo.

2. Puedes llamar a algún amigo o familiar para que te den recomendaciones sobre la persona con la que ellos contactan cuando se encuentran en este tipo de situaciones, así conocerás de antemano el precio además de estar seguro de que es un cerrajero de confianza.

3. Lo más recomendable es contactar con un empresa en vez de con un profesional autónomo, ya que si no quedas totalmente satisfecho con el trabajo que te hayan realizado, podrás reclamar mucho más fácilmente existiendo una sede física.

4. Apunta los nombres de unas cuantas empresas de cerrajeros con sus direcciones y sus números de teléfono para que no tengas que contactar con el primero que te encuentres en Internet o en las páginas amarillas.

5. Pide un presupuesto cerrado en el que aparezcan todos los gastos que va a conllevar tu arreglo y de una manera desglosada, es decir, los materiales, la mano de obra, los pluses por desplazamiento, los impuestos, etc. Así evitarás sorpresas a la hora de pagar. Si ya has acordado el precio, que te lo den siempre por escrito para evitar confusiones al finalizar.

6. Investiga si el cerrajero se encuentra asegurado ya que si hay algún daño durante el trabajo, las pérdidas queden cubiertas.

7. Cuando el cerrajero llegue a tu casa, espera hasta que te pida tu identificación, ya que nunca debe abrir la puerta o realizar cualquier arreglo sin antes asegurarse de que tú eres el dueño de esa propiedad.

8. Una vez haya acabado el trabajo, pide la factura que demuestre que ha realizado ese trabajo por si hay algún problema después y tienes que presentar una reclamación.